Organizando nuestro horario

HUMANIDADES Y NTICS

Peñalara-GHCes una herramienta extremadamente útil para organizar nuestro horario, no solo a nivel académico, sino también para los que llevamos una vida de locos.

Resultado de imagen de imagen Peñalara-GHCPeñalara GHC

A su capacidad para programar cada tarea a su hora, se añade la función de resolver de forma automática situaciones complicadas, proponiendo varias soluciones. Esto es posible gracias  a un potente motor de cálculo que, año tras año, incrementa su rendimiento general para adaptar sus condiciones a múltiples circunstancias teniendo en cuenta la heterogeneidad de los Centros.

Desde el punto de vista académico su utilidad se incrementa al ser compatible con los gestores académicos de todas las Comunidades Autónomas, ya que, mediante la elección de un perfil de usuario, se accede a todos los horarios semanales para Centros de todo tipo de enseñanza: Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato, Ciclos Formativos, etc.

Entre otras ventajas destacan la posibilidad de establecer hasta cuatro horarios independientes, estableciendo el máximo y mínimo…

View original post 68 more words

Advertisements

La concienciación energética en Primaria

El programa educativo Endesa Educa Digital está orientado a fomentar el cuidado del medioambiente entre los más pequeños, promoviendo la concienciación energética y el ahorro sostenible.

El programa, 100% gratuito y digital, arranca de la mano de los Energy Corps, un cuerpo de élite que viaja por la galaxia reclutando a agentes que los ayuden a completar su misión: salvar el mundo a través del ahorro energético.

Con el objetivo de proporcionar una experiencia única y educativa, el programa también fomenta que alumnos y alumnas adquieran otras competencias imprescindibles en su educación como habilidades sociales y cívicas, la comunicación oral y escrita y el tratamiento de la información.

Para saber más consulta este enlace.

 

 

 

La adicción a los móviles

La adicción a los celulares preocupa a estudiantes y docentes

Los últimos estudios muestran que los adolescentes (de 13 a 17 años) pueden pasar aproximadamente hasta nueve horas en línea cada día. Pero no todo el tiempo frente a la pantalla es perjudicial si se consideran los recursos de aprendizaje e información que se pueden encontrar en línea. Sin embargo, la exposición excesiva a las redes sociales aumenta el riesgo de desarrollar un Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Una gran mayoría de adolescentes reconocen que un tiempo de pantalla excesivo es un problema importante, pero admiten, sin embargo, no poder controlarse. Las investigaciones detallan que, debido a los cambios neurobiológicos y hormonales en sus cerebros, los adolescentes sienten la necesidad de pertenecer, ser respetados y admirados, especialmente a través de las redes sociales. Esta necesidad de pertenencia, lleva a que el 44 % de ellos revise sus teléfonos inteligentes apenas se despiertan.

Pero no solo los estudiantes se ven afectados por el uso excesivo de los dispositivos móviles, también padres y docentes. Todos concuerdan en que el uso excesivo de teléfonos móviles es un problema y señalan la necesidad de un esfuerzo comunitario para encontrar una solución a este problema.

Aún así, prohibir totalmente el uso de dispositivos móviles en clase es una medida controversial pues se estaría perdiendo la oportunidad de aprovechar las nuevas herramientas que ofrece la tecnología que sirven de apoyo a las actividades de enseñanza-aprendizaje. Encontrar el equilibrio es la clave para que esta problemática.

 

La importancia del recreo

¿Tiene el recreo alguna otra utilidad además de solo permitirle un necesario descanso a los estudiantes?

Según una investigación realizada por la Universidad de Oregón, el recreo ofrece beneficios para la formación de los niños ya que les da la oportunidad de desarrollar habilidades sociales, solución de problemas concretos, diálogo y resolución de conflictos interpersonales con sus compañeros.

En el salón de clases, el maestro lleva un control más cercano de las interacciones entre los alumnos, acción necesaria para poder inculcar una disciplina que permita llevar la clase en una forma eficiente, el receso es valioso porque es el único momento en que los niños están a cargo de sus propias interacciones con sus compañeros.

Sin embargo, también se trata del momento en el que los docentes deben estar más atentos, como lo explica William Massey, profesor de la Universidad de Oregón y autor principal del estudio.

Si el recreo es ese tiempo en el que el niño deja de estudiar, el trabajo de los maestros es estar atentos y ofrecer una guía oportuna para que ese niño tenga las herramientas sociales y emocionales para ser la mejor versión de si mismo.

¿Cómo lograr esto? Es necesario reevaluar la manera en la que vemos el receso y cómo puede aprovecharse en conjunto con los alumnos como un espacio de aprendizaje diferente, en el que los niños se desarrollen en sus propios términos.

Walt Disney Company programa social en las escuelas

The Walt Disney Company, en conjunto con la organización Sandy Hook Promise, han creado “Comienza con un Hola”.

El propósito del programa es alentar a los estudiantes a incluir y ayudar a otros que muestran signos de aislamiento social de manera divertida y sencilla, creando una cultura de inclusión y conexión.

Disney se encargará de desarrollar el contenido del programa y de crear una plataforma digital que podrá ser utilizada en escuelas de educación básica.

El programa es gratuito y se espera que impactará a 2.8 millones de estudiantes y adultos en 6,000 escuelas y organizaciones en sus primeros tres años.

Su material está disponible en español e incluye presentaciones en PowerPoint, guía de actividades, discusiones, recursos de apoyo para los líderes o maestros y material para los padres.

 

Manga educativo

Alicia detrás del espejo

El manga no deja de ser una versión de la típica historieta, cómic o tebeo, un relato que se cuenta usando una combinación de dibujos y palabras, a la que se han añadido elementos y recursos estilísticos propios de la cultura japonesa para dar lugar a una entidad propia y diferenciada.

Quizá lo que lo hace el manga tan atractivo para el público occidental es su fuerza expresiva, el carisma de sus personajes y la existencia de géneros que están ausentes o han sido muy poco tratados en el cómic occidental. Aunque suele ser el trabajo individual de un dibujante, cuando la historia se dirige a un público adulto, la obra suele ser realizada conjuntamente por un dibujante y un guionista, experto en el tema que se va a desarrollar.

El manga educativo aprovecha los recursos expresivos del medio para entretener a los lectores y, al mismo tiempo, proporcionales información…

View original post 121 more words

Peter Pan

El cuento de Peter Pan que todos conocemos no es un cuento como tal, si no más bien una obra de teatro, escrita en 1904 por el escocés James Matthew Barrie. Originalmente, se llamó “Peter Pan y Wendy”.

cuento de Peter Pan original

La conocida historia del País de Nunca Jamás, los piratas y el capitán Garfio gusta tanto a niños como a mayores desde entonces.

El cuento de Peter Pan original

En la ciudad de Londres, vivía la familia Darling. La hermana mayor, Wendy, siempre contaba historias para dormir a sus hermanos Gianni y Michele.

La historia favorita de los tres ocurría en un lugar lejano, conocido como “El País de Nunca Jamás” donde Peter Pan y el hada Campanilla vivían. Allí nadie crecía, nadie se convertía en un adulto y podía jugar y divertirse como un niño para siempre.

Cada noche, los tres hermanos se sentaban a escuchar historias antes de dormir. Una de esas noches, los niños vieron una pequeña luz brillante revoloteando por el cuarto y se quedaron maravillados al descubrir que no era otra que Campanilla, la pequeña hada amiga de Peter Pan y el propio Peter que miraba divertido desde la ventana.

Aquella noche, les propuso viajar al País de Nunca Jamás, conocer a los niños perdidos y jugar sin que ningún adulto les diera órdenes.

  • “¿Y cómo iremos? – Pregunto Wendy
  • “¡Hahahaha!” – se echó a reír Peter Pan… “¡Volando!”
  • “Pero nosotros no podemos volar” contestó Michele.
  • “Campanilla os ayudará”

Y entonces la pequeña hada comenzó a revolotear sobre sus cabezas, esparciendo un brillante polvo dorado que olía a piruleta. De este modo, los niños empezaron a levantarse unos centímetros del suelo.

Asustados y divertidos, empezaron a volar por el cuarto junto a Wendy, la hermana mayor que no podía creer lo que estaba viendo.

Emprendieron el viaje juntos, volando por la noche de la ciudad de Londres, hasta que subieron tan alto que solo había nubes. Pasadas unas horas, volaban sobre mar abierto y el sol lanzaba los primeros rayos de luz. ¡Estaban llegando a Nunca Jamás!

Allí abajo vieron el temible barco pirata del Capitán Garfio, debían de tener mucho cuidado con él… Era el malo del cuento. Aunque sabían que le atemorizaba escuchar el sonido de un reloj “tic, tac, tic, tac” desde el día que un cocodrilo gigante le comió una mano y se trago su reloj. Desde entonces, cada vez que escuchaba un reloj, se ponía tenso y empezaba a sudar de miedo. Por eso, cada vez que un reloj llegaba a sus manos, lo destrozaba a martillazos.

Campanilla, Peter Pan, los niños perdidos junto a Wendy y sus hermanos lo pasaban genial. Jugaban, comían dulces y escuchaban las historias de Wendy antes de dormir.

Pero un día, los malvados piratas tendieron una emboscada a Wendy y la llevaron atada dentro de un saco hasta el barco del Capitán Garfio.

El malvado pirata odiaba a Peter Pan… No podía soportar que fuera tan alegre… siempre haciendo lo que quería sin importarle la opinión de los demás, sin miedos… Sin complejos. ¡Justo lo contrario a él! El Capitán Garfio no entendía la forma de vida de Peter y los niños perdidos, por lo que la detestaba y quería acabar con ellos.

Pensó que si secuestraba a Wendy, Peter haría lo que fuera por salvarla.

Y así fue.

Peter, se presentó en el barco dispuesto a pelear con Garfio y los piratas (que aunque se hacían los valientes, tenían mucho miedo de Peter Pan porque era mucho más rápido y fuerte que ellos)

Entre empujones y castañazos, el Capitán tropezó y calló al mar. Como no sabía nadar, empezó a dar pataletas y a gritar pidiendo ayuda a Smith el segundo de a bordo, que le tiró una cuerda para que pudiera trepar.

Entonces, los niños perdidos que eran muy listos y bromistas, soltaron al agua un tronco pintado de verde con un reloj atado.

La corriente arrastró el tronco, que visto desde arriba parecía un cocodrilo. Al oir “tic-tac-tic-tac” el Capitán Garfio entró en pánico. Subió corriendo al barco y agarró con fuerza el timón.

Gritó lo más fuerte que pudo “AAAAAAAAAAAALTOOOO” y todo el mundo se quedo quieto.

¡El cocodrilo está aquí! – dijo Garfio.

Peter Pan, que sabía de la broma, saltó al agua con Wendy y juntos vieron cómo el barco pirata se alejaba de allí a toda velocidad.

Las risas de los niños perdidos todavía se pueden oír si escuchas una caracola… Pasaron varios días de fiestas y celebraciones, hasta que Peter y Campanilla acompañaron de nuevo a sus amigos a Londres, volando en la oscuridad de la noche.

Pasaron los años y aunque se hicieron mayores, los tres hermanos siempre recordaron aquella aventura que vivieron junto a Peter Pan, los niños perdidos y Camapnilla en El País de Nunca Jamás.